Dualitat

 

Porque todos consideran bello lo bello,

así aparece lo feo.

Porque todos admiten como bueno lo bueno,

así surge lo no bueno.

 

Ser y no ser se engendran mutuamente.

Lo difícil y lo fácil se forman entre sí.

Lo largo y lo corto se transforman mutuamente.

Lo alto y lo bajo se completan entre sí.

Sonido y silencio se armonizan mutuamente.

Delante y detrás se suceden entre sí.

Es la ley de la naturaleza.

 

Por eso el sabio obra sin actuar

y enseña sin hablar.

Todos los seres se renuevan sin cesar.

Cumple su obra pero no reclama su mérito.

Y precisamente porque nunca lo reclama

su mérito nunca le abandona.

 

Lao-Tsé

 

 

 

El mundo, armoniosamente confundido,

donde vemos orden en la variedad,

y aunque en él todas las cosas difieran,

resulta que concuerdan en realidad.

 

Alexander Pope

 

 

"Los signos establecen a menudo conexiones dobles, pudiendo ser portadores de mensajes opuestos dentro de una misma obra."

 

Priya Hemenway 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo más flexible del universo cabalga sobre lo más rígido.

Lo que no es, penetra donde no hay hendiduras.

En esto se conocen las ventajas de la no-acción.

Enseñar sin palabras y trabajar sin movimiento.

Nada en el mundo puede compararse a eso.

 

Lao-Tsé

 

 

"Cada unidad lingüística, cada signo, es lo que los otros no son."

 

Francis Francina

 

 

Un ser oscuramente sabio y rudamente grande:

Demasiado sabio para el juicio del escéptico,

excesivamente débil para el orgullo del estoico,

se halla en medio, duda entre acción o el reposo;

duda si tomarse a sí mismo por un dios o un animal;

duda si dar preferencia a su mente o a su cuerpo;

nacido nada más que para morir, razona nada más que para errar,

lo mismo en la ignorancia, su razón es esa,

tanto si piensa por exceso o por defecto;

caos de pensamiento y pasión, todo confuso;

pero engañado por él mismo, o desengañado,

creado mitad para ascender, mitad para caer;

gran señor de todas la cosas, pero víctima de todas;

juez único de la verdad perdido en el error interminable;

gloria, hazmerreír y enigma de este mundo.

 

Alexander Pope